Un nuevo comienzo

En julio de 2019 vivimos una experiencia devastadora. En plena noche se incendió parte de nuestro casco antiguo. Lugar donde se preservaban nuestros principales recuerdos familiares y memoria de los que ya no están con nosotros. El fuego se llevó todo y nos quedamos observando sin poder hacer nada.

A un año del incendio, logramos llevar adelante su reconstrucción dándole una nueva impronta y entendiendo que era hora de dejar el pasado atrás y mirar hacia adelante. Así como el Ave fénix resurgió de las cenizas, se reconstruyó la casa manteniendo su fachada exterior y modernizando su interior. La nueva generación llegó.

A modo de sellar este nuevo comienzo, realizamos un encuentro familiar muy gratificante,  donde nos reencontramos con mucha alegría para compartir la nueva versión de La Paz.

La Paz, con toda su majestuosidad, logró fusionar lo antiguo con lo moderno, y de algún modo se integraron la segunda generación con la tercera y cuarta.

Con un sol de invierno pero brillante y niños correteando por todos los rincones; padres, tíos y abuelos compartimos un momento de charlas y juegos de azar, vivencias que quedarán en el recuerdo de todos. 

Es el comienzo de una nueva era, la de la tercera generación que llega con mucha fuerza para entramar nuevas raíces.

× Reserva por WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: